consejos archivos - Sanitymask.com
Mascarillas que quizás usas y son motivo de multa: están prohibidas consejos

Mascarillas que quizás usas y son motivo de multa: están prohibidas

Las mascarillas están ya tan integradas en nuestra rutina cotidiana que estamos empezando a sentirnos desnudos cuando no la llevamos puesta. Es un elemento obligatorio en todos los espacios públicos sin el cual no podemos salir de casa, y así seguirá siendo durante muchos meses más. A estas alturas, parece que ya todos estamos al día respecto a los diferentes modelos y tipos de mascarillas, la efectividad de cada una, y las formas correctas de utilizarlas. Pero, de entre toda la gama de opciones, puede que no tengamos del todo claro cuáles están prohibidas y no deberíamos usar.

CON VÁLVULA DE EXHALACIÓN

El primer modelo de mascarilla que se prohibió expresamente fue uno muy utilizado en los primeros meses de la pandemia. Nos referimos a las mascarillas del tipo FFP2 y FFP3 con válvula, que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón bautizó en su día como ‘mascarillas egoístas’. Esto es así porque este elemento solamente protege a la persona que la lleva puesta, y deja totalmente expuestos a los demás, ya que la válvula de exhalación permite que las gotas respiratorias se expulsen libremente al exterior. Su uso está desaconsejado, algo que ha quedado incluso recogido en el BOE de la Comunidad de Madrid. Si tienes alguna mascarilla de estas deberías desecharla, ya que además de poner en peligro a los demás, te estarías arriesgando a recibir una multa.

MASCARILLAS NO HOMOLOGADAS

Aunque no están expresamente prohibidas por las autoridades, es importe tener en cuenta que hay modelos de mascarilla en circulación en el mercado que no están homologadas. Esto significa que no cumplen con las pautas que exige la normativa nacional o bien la de la Unión Europea. ¿En qué tenemos qué fijarnos al comprar una mascarilla? Aunque cada vez son más los comercios y marcas que le dan prioridad al diseño estético, por muy bonita que nos resulte una mascarilla, debemos tener en cuenta otros aspectos más importantes como el número de capas, la respirabilidad y, por supuesto, la eficacia. Si optamos con una de tela lavable y reutilizable, hay que fijarse en que tenga la referencia UNE 0065:2020. Si no incluye este código, significa que según los parámetros de la Unión Europea, su eficacia no está garantizada y su uso es desaconsejaba.

Las Mascarillas y el SARS-CoV-2 consejos

Las Mascarillas y el SARS-CoV-2

¿Nos estamos haciendo inmunes al coronavirus gracias al uso de mascarillas?

New England Journal of Medicine, Editorial

Un nuevo estudio sugiere que el uso de mascarillas podría estar reduciendo la gravedad del virus y creando inmunidad a la COVID-19 de manera indirecta, al igual que hacen las vacunas. También podrían favorecer el contagio de un menor número de personas, así como la aparición de síntomas más leves tras el contagio.
La afirmación es sorprendente, pero la explicación es totalmente lógica. El SARS-CoV-2, el virus que provoca la COVID-19, tiene la capacidad de causar innumerables manifestaciones clínicas, que van desde la ausencia total de síntomas, hasta neumonía, síndrome de dificultad respiratoria aguda y muerte. Los datos virológicos, epidemiológicos y ecológicos han demostrado que el uso de la mascarilla protege de la infección; pero además, en el caso de que esta se produzca, hace que los síntomas de la enfermedad resulten más leves. Esto es así porque uno de los factores que condiciona la gravedad de la enfermedad es la carga vírica recibida. Es decir, la cantidad de partículas víricas que producen el primer contagio.
En las infecciones víricas en las que las respuestas inmunitarias del hospedador desempeñan un papel predominante en la patogénesis vírica, como es el caso del SARS-CoV-2, las dosis altas de inóculo vírico pueden colapsar y desregular las defensas inmunitarias innatas, hecho que aumenta la gravedad de la enfermedad e incluso provoca la muerte.
Así pues, como el inóculo vírico es importante para determinar la gravedad de la infección por SARS-CoV-2, las mascarillas, al actuar como un filtro que reduce la carga vírica que llega a las vías respiratorias, atenuarían el impacto clínico posterior de la enfermedad, en caso de contagio.
De confirmarse dicho supuesto, el uso universal de mascarillas podría contribuir a aumentar la proporción de infecciones asintomáticas por SARS-CoV-2 o bien que la infección cursara con una sintomatología muy leve. A mediados de julio, se estimó que la tasa de infección asintomática con SARS-CoV-2 era del 40%. Sin embargo, ahora parece que las tasas de infección asintomática son superiores al 80%, en entornos con uso de mascarilla. Ello confirmaría esta hipótesis. Asimismo, los países que han adoptado el uso de la mascarilla en toda la población han reportado menores tasas de casos graves, hospitalizaciones y fallecimientos, hecho que sugiere un cambio de infecciones sintomáticas a asintomáticas.
En un brote ocurrido en un crucero argentino cerrado, los pasajeros recibieron mascarillas quirúrgicas y el personal mascarillas de tipo N95. La tasa de infección asintomática fue del 81% (en comparación con el 20% en brotes anteriores en cruceros sin mascarillas). Además, en dos brotes recientes en plantas procesadoras de alimentos en Estados Unidos, donde todos los trabajadores recibieron mascarillas todos los días y se les pidió que las usaran, la proporción de infecciones asintomáticas fue del 95%, con solo un 5% de contagiados con sintomatología leve o moderada. Finalmente, las tasas de letalidad en países con mascarilla obligatoria en de toda la población se han mantenido bajas, incluso con en aquellos que han sufrido la segunda ola.
Mientras esperamos los resultados de los ensayos con vacunas, las medidas de salud pública que puedan frenar las infecciones graves y hacer que la proporción de infecciones asintomáticas por SARS-CoV-2 sea mayor contribuirán a aumentar la inmunidad de toda la población, con un menor número de casos graves y muertes. Tras más de 8 meses de circulación en todo el mundo, la reinfección por SARS-CoV-2 parece ser poco común.
Al final parece que el uso de la mascarilla resultará mucho más importante que lo que parecía al principio de la pandemia.

 

Referencias:
Facial Masking for Covid-19 — Potential for “Variolation” as We Await a Vaccine. Monica Gandhi, M.D., M.P.H. y George W. Rutherford, M.D en The New England Journal of Medicine.
Mascarillas quirúrgicas: Tipos, funciones y modos de uso consejos

Mascarillas quirúrgicas: Tipos, funciones y modos de uso

Qué tipos de mascarillas quirúrgicas existen?

Hay muchos usuarios que preguntan por las mascarillas quirúrgicas FFP2, mascarillas quirúrgicas FFP3, mascarillas quirúrgicas 3M, mascarillas quirurgicas tela o mascarillas quirúrgicas N95 pero realmente no saben que están cometiendo un error. Las mascarillas quirúrgicas no entran dentro de los tipos FFP2 y FFP3 éstas tienen otras funcionalidades totalmente diferentes.

Mascarillas quirúrgicas: buenas para proteger a las personas cercanas de posibles infecciones.

¿Para qué sirven las mascarillas quirúrgicas?

Las mascarillas quirúrgicas son de las más comunes y se han proliferado durante la epidemia de covid19. Son las típicas mascarillas azules que solían llevar los médicos y dentistas. El propósito de la mascarilla quirúrgica es proteger al paciente operado del posible contacto con las bacterias y virus exhalados por el portador. Su valor radica en su capacidad de filtrar muy bien el aire que sale de la nariz y la boca. Tienen una capacidad de filtrado hacia afuera muy alta, del 95%. Por esta razón se consideran una buena manera de limitar fuertemente la propagación de las gotitas de saliva que se propagan al hablar o al toser y estornudar.

Por otro lado, no tienen una función igualmente eficaz en el filtrado del aire respirado entrante. Por lo tanto, se consideran una excelente manera de prevenir la propagación del virus en el aire, pero no un medio de protección eficaz contra el virus. Por lo tanto, los usuarios de los lugares públicos deben mantener siempre una distancia de al menos 1 metro de las demás personas. Para ser efectivas, las máscaras quirúrgicas deben cubrir bien y de forma continua la nariz y la boca. Son máscaras “desechables”, así que una vez que se mojan, después de unas 4 horas de uso, deben ser desechadas.

¿Consejos para llevar mascarillas quirúrgicas?

¿Cómo ponerse y quitarse la máscara?

Antes de ponerse la máscara, lávese las manos con agua y jabón o con una solución alcohólica, de lo contrario corremos el riesgo de contaminar un aparato que luego pondremos en estrecho contacto con su nariz y su boca;

Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla, asegurándose de que está intacta y se adhiere bien a la cara;

Evite tocar la máscara mientras la lleva puesta, ya que puede estar contaminada. Si se toca accidentalmente el exterior de la máscara, lávese las manos;

Cuando se moje, reemplace la máscara por una nueva y no la vuelva a usar (nota: las máscaras son normalmente desechables);

Quitar la mascarilla de la banda de goma y no tocar la parte delantera de la mascarilla;

Inmediatamente después de esta manipulación, lanzarlo en una bolsa cerrada y lavarse las manos.

Mascarillas protectoras y quirúrgicas: ¿Por qué elegir una u otra? consejos

Mascarillas protectoras y quirúrgicas: ¿Por qué elegir una u otra?

Los criterios para elegir las máscaras de protección son diferentes: uso específico, tipo de máscara, nivel de protección requerido, etc.

Uso previsto: según la profesión, el ámbito de utilización y la propagación o no de enfermedades contagiosas, los pacientes y los profesionales de la salud llevarán un determinado tipo de mascarilla con un determinado nivel de protección en lugar de otra.

¿Por qué elegir una mascarilla quirúrgica?

Tipo de mascarilla: las mascarillas protectoras se dividen en mascarillas quirúrgicas y máscaras para las vías respiratorias. Estas últimos entran en la categoría de equipo de protección personal. Las máscaras quirúrgicas y de protección cumplen diferentes normas y tienen diferentes funciones. Las mascarillas quirúrgicas, por ejemplo, no están diseñadas para proteger a la persona que las lleva, sino a quienes corren el riesgo de estar cerca de quien las lleva, y de hecho sirven para retener las salpicaduras de fluidos biológicos que el usuario podría propagar por vía oral. Las máscaras protectoras, por otro lado, protegen al portador contra la inhalación de patógenos en el aire.

Nivel de protección: los dos tipos de máscaras mencionadas anteriormente deben cumplir con leyes y reglamentos específicos que pueden variar de un país a otro. A su vez, estas normas establecen una distinción en clases, cada una de las cuales corresponde a un determinado nivel de protección. Por lo tanto, antes de comprar una máscara protectora, debe consultar la normativa vigente en nuestro país.

Mascarilla desechable o reutilizable: Las máscaras quirúrgicas son dispositivos desechables, mientras que las mascarillas de protección, según el modelo, pueden ser reutilizables. Las máscaras reutilizables incluyen máscaras con filtro, o máscaras faciales con filtro. Como su nombre indica, estos dispositivos de protección personal están equipados con un filtro que, una vez saturado, tendrá que ser reemplazado.

Duración de la protección: la duración de la protección que ofrecen estos dispositivos depende del uso, varía de un mínimo de tres a un máximo de ocho horas, y es indicada sistemáticamente por el fabricante. Las mascarillas más baratas suelen ofrecer un período de protección más corto.

Comodidad: las mascarillas se fabrican en diferentes tamaños y se adaptan a la cara del usuario. En el mercado también se encuentran modelos equipados con una válvula de exhalación que mejora la comodidad del usuario, así como otros modelos que también cubren los ojos del usuario y por lo tanto proporcionan protección ocular. En este último caso estamos hablando de máscaras de protección facial completa.

Mascarillas sostenibles y seguras con EL PERIÓDICO consejos

Mascarillas sostenibles y seguras con EL PERIÓDICO

Que las mascarillas se han convertido en un complemento más que necesario a la hora de salir a la calle, entrar en una tienda o simplemente para garantizar la protección contra posibles infecciones de coronavirus es ya toda una realidad. Por eso, EL PERIÓDICO ofrece a partir del domingo, 5 de julio, una colección que cuenta con 10 modelos diferentes de mascarillas higiénicas protectoras Sanitymask KV96, que incluye modelos masculinos y femeninos que siguen las últimas tendencias en modo. Se trata, en definitiva, de tener la máxima protección con estilo.

La mascarilla es un elemento que ya es complemento porque forma parte de la “nueva normalidad” y que, por lo que todo apunta, va a acompañar durante bastante tiempo. Por la calle se ven muchas pero no todas protegen como debiera. Las Sanitymask está fabricadas con materiales cualitativos y frescos como el algodón orgánico.

Los modelos con estampados (con estrellas de diferentes colores, de camuflaje y a rayas) y también de tonalidades lisas (negro, blanco, verde y rosa) son totalmente lavables y reutilizables hasta después de 25 lavados. El tejido, como ya se ha dicho, es algodón 100% orgánico, con un acabado técnico hidrófugo y antibacteriano, ideal para el verano ya que no aumenta la sensación de sofoco.
Sello de calidad

El producto cuenta con un certificado sello CE y 96% BFE test (nivel de filtración del tejido del 96%). La denominación BFE equivalente a las mascarillas sanitarias FFP2. Todas las mascarillas de esta colección cumplen los requisitos que especifica la norma UNE 0065, dictada el pasado abril por las autoridades sanitarias.

Las Sanitymask KV96, que están fabricadas en Barcelona, son cómodas y adaptables, fáciles de lavar y de planchar. Basta con que la plancha esté a a 140º y en un pequeño lapso de 10 a 15 segundos quedan reactivadas las propiedades del tejido. Se pueden lavar hasta 25 veces sin que pierdan todas las cualidades.

Por un precio suplementario de 5,95 euros, y sin que sea necesario acreditar ningún cupón del diario, los lectores de EL PERIÓDICO podrán adquirir hasta tres entregas diferentes. El próximo fin de semana, 4 y 5 de julio, estarán disponibles los modelos de estrellas verde y rosa, el modelo liso negro y el blanco. El siguiente fin de semana, el del 11 y 12 de julio, será el turno de la mascarilla blanca con estrellas verde y rosa y del modelo a rayas. Y finalmente, los días 18 y 19 de julio, se dispensarán la de camuflaje y las lisas rosa y verde.

*link al artículo https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20200626/mascarillas-promocion-el-periodico-8015835

Consejos para personas con riesgo de coronavirus (COVID-19) consejos

Consejos para personas con riesgo de coronavirus (COVID-19)

Consejos para personas con riesgo de coronavirus (COVID-19)
Algunas personas corren un mayor riesgo de enfermarse mucho si se ponen en contacto con COVID-19. Sin embargo, cada persona es diferente. Es importante que hable con su médico si tiene una enfermedad previa asociada o más de una condición.

Quiénes pueden tener un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave

Es más probable que sufra una enfermedad grave debido a la COVID-19 si:

tiene 70 años o más
ha tenido un transplante de órgano y estás en terapia inmunosupresora
ha tenido un transplante de médula ósea en los últimos 24 meses
está en terapia inmunosupresora para la enfermedad de injerto contra huésped
tiene cáncer de sangre, por ejemplo, leucemia, linfoma o síndrome mielodisplásico (diagnosticado en los últimos 5 años)
está recibiendo quimioterapia o radioterapia
Que pueden tener un mayor riesgo de enfermedad moderada
Es más probable que sufra una enfermedad moderada debido a la COVID-19 si tiene:
Insuficiencia renal crónica (riñón).
enfermedad cardíaca (enfermedad o insuficiencia cardíaca coronaria)
enfermedad pulmonar crónica (excluye el asma leve o moderada)
un cáncer no hematológico (diagnosticado en los últimos 12 meses)
diabetes
Obesidad severa con un IMC ≥ 40 kg/m2
enfermedad hepática crónica
algunas condiciones neurológicas (derrame cerebral, demencia, otras) (hable con su médico sobre su riesgo)
algunas condiciones y tratamientos inflamatorios crónicos (hable con su médico sobre su riesgo)
otras inmunodeficiencias primarias o adquiridas (hable con su médico sobre su riesgo)
Presión arterial mal controlada (puede aumentar el riesgo, hable con su médico).
Otras cosas que pueden afectar a su riesgo

Otros factores también pueden aumentar su riesgo de enfermedad moderada o grave si contrae COVID-19, entre ellos:

la edad y el riesgo aumenta a medida que envejece, incluso para los menores de 70 años
ser hombre
pobreza
Fumar

Cómo utilizar una mascarilla protectora de forma correcta consejos

Cómo utilizar una mascarilla protectora de forma correcta

Cómo utilizar una mascarilla protectora de forma correcta
Desde el mes de julio, se está generalizando en todas las comunidades autónomas el uso de la mascarilla, no sólo cuando vaya en transporte público, sino también en cualquier otro espacio público, cuando salga a la calle, así como en espacios cerrados, el uso de la mascarilla se ha vuelto indispensable.

Pero, ¿sabe usar mascarillas correctamente? Seguimos los consejos de los profesionales sanitarios para aprender a ponernos y quitarnos las mascarillas de forma segura. Qué tipo de mascarillas tenemos que usar. ¿Cómo desinfectar las mascarillas reutilizables? Y qué no tenemos que hacer con las mascarillas para evitar riesgos.

Marque el exterior de la máscara de alguna manera para que pueda identificar fácilmente qué lado es el exterior de la máscara, y manejarlo en consecuencia. Por ejemplo en el modelo SanityMask KV96 que lleva pinza nasal, se le puede dar el ajuste nasal apropiado a su curvatura nasal y como queda fijo, se ve el lado al que corresponde, cuando la vuelve a utilizar.

Tenga a mano una bolsa de papel para guardar la máscara cada vez que se la quite; una bolsa de plástico tipo Ziploc es una alternativa si no hay una bolsa de papel disponible. Guarde siempre la mascarilla en un lugar limpio. Nunca la guarde en un bolso o bolsillo.

No toque el exterior de la mascarilla mientras este en su cara. No tire de la mascarilla por debajo de la barbilla mientras la lleve puesta. Dejar la máscara colgando o colocada incorrectamente en la cara crea oportunidades de contaminación cruzada.

Lavarse las manos

Para volver a aplicar la mascarilla, primero realice la higiene de las manos y luego abra la bolsa de almacenamiento de la mascarilla.
Agarre la mascarilla por los lazos elásticos de la oreja para sacarla de la bolsa, luego mire a ver dónde está el exterior de la mascarilla localizando tu marca de identificación.
Use las presillas de las orejas para ponérsela y méteserla debajo de la barbilla. Asegúrela a su cara en el puente de su nariz. Realice la higiene de las manos, y manténgase seguro y saludable.