Consejos para cuidar de su salud mental durante la pandemia del COVID-19 - Sanitymask.com
Consejos para cuidar de su salud mental durante la pandemia del COVID-19 Uncategorized

Consejos para cuidar de su salud mental durante la pandemia del COVID-19

Bienestar mental mientras se está en casa

Cuidar de la mente y del cuerpo es muy importante si te quedas en casa por el coronavirus (COVID-19).

Es posible que se sienta preocupado o ansioso por sus economia, su salud o las personas cercanas a usted. Tal vez se sienta aburrido, frustrado o solo. Es importante recordar que está bien sentirse así y que cada persona reacciona de manera diferente. Recuerde, para la mayoría de nosotros, estos sentimientos pasarán. Quedarse en casa puede ser difícil, pero al hacerlo estás ayudando a protegerte a ti mismo y a los demás.

Hay cosas que puedes hacer ahora para ayudarte a controlar tu bienestar mental y a hacer frente a cómo te puedes sentir si te quedas en casa. Asegúrese de obtener más apoyo si siente que lo necesita.

 

1. Planificar cosas prácticas
Si no puedes ir a las tiendas, averigua cómo puedes conseguir los artículos domésticos que necesitas. Puedes intentar preguntar a los vecinos o amigos de la familia, o encontrar un servicio de entrega.

Continúe accediendo al tratamiento y al apoyo para cualquier problema de salud física o mental existente cuando sea posible. Comunique a los servicios que se queda en su casa, y discuta cómo seguir recibiendo apoyo.

Si necesita medicamentos regulares, puede pedir que le repitan las recetas por teléfono. Póngase en contacto con su médico de cabecera y pregúntele si le ofrece esto. También puede preguntar a su farmacia sobre la entrega de sus medicamentos o pedirle a otra persona que los recoja por usted.

2. Manténgase conectado con los demás
Mantener relaciones saludables con personas de confianza es importante para su bienestar mental.

Piensa en las formas de mantenerte en contacto con tus amigos y familiares: por teléfono, mensajes, videollamadas o medios sociales.

2. Habla sobre tus preocupaciones
Es normal sentirse un poco preocupado, asustado o impotente por la situación actual. Recuerda: está bien compartir tus preocupaciones con otras personas en las que confíes, y hacerlo puede ayudarles también.

Si no puedes hablar con alguien que conoces o si hacerlo no te ha ayudado, hay muchas líneas de ayuda que puedes probar.

3. Cuida tu cuerpo
Nuestra salud física tiene un gran impacto en cómo nos sentimos. En momentos como estos, puede ser fácil caer en patrones de comportamiento poco saludables que terminan por hacerte sentir peor.

Intente comer comidas sanas y equilibradas, beber suficiente agua y hacer ejercicio regularmente. Evite el tabaco, las drogas o el consumo excesivo de alcohol.

Si te quedas en casa, puedes intentar hacer ejercicio en el interior, ya que hay muchas clases gratuitas en línea. O intente una sencilla sesión de 10 minutos de entrenamiento en casa.

Intente una sesión de 10 minutos de entrenamiento en casa

4. Manténgase al tanto de los sentimientos difíciles
La preocupación por el brote de coronavirus y su salud es normal. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar una ansiedad intensa que puede afectar su vida cotidiana.

Trate de concentrarse en las cosas que puede controlar, como la forma en que actúa, con quién habla y de dónde obtiene la información.

Está bien reconocer que algunas cosas están fuera de su control, pero si los pensamientos constantes sobre la situación le hacen sentir ansioso o abrumado, pruebe algunas ideas para ayudar a controlar su ansiedad.

Observa: Reencuadrar los pensamientos inútiles

5. No te quedes pegado a las noticias
Intente limitar el tiempo que pasa viendo, leyendo o escuchando la cobertura del brote, incluso en los medios sociales, y piense en desactivar las alertas de noticias de última hora en su teléfono.

Podrías fijarte una hora específica para leer las actualizaciones o limitarte a consultarlas un par de veces al día.

6. Sigue haciendo cosas que te gusten
Si nos sentimos preocupados, ansiosos, solos o deprimidos, podemos dejar de hacer las cosas que normalmente disfrutamos.

Haz un esfuerzo por concentrarte en tu pasatiempo favorito si es algo que aún puedes hacer en casa. O empiece un nuevo hobby: leer, escribir, hacer crucigramas o rompecabezas, hornear o intentar dibujar y pintar. Sea lo que sea, encuentra algo que te funcione.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *